12 sept. 2007

Recibo premio, reparto premio

Las convoluciones campan a sus anchas por mi mente estos días. Hileras de neuronas que se desplazan sobre unos ejes (¿quién sabe si con ruedas?) para cruzarse con otras y designar unas áreas que representarán lo bien que transmito la información que me rodea a mi cerebro. Quizás esa mala retransmisión sea el motivo de que ayer me pareciese leer en un comentario que mi querida y ávida lectora de todo tipo de escritos Anikaa me había concedido un premio que se entregan los bloggeros entre ellos, el Thinking Blogger Award. Debe de ser una ilusión, porque sigo sin creerme que en tan poco tiempo alguien ya haya fijado su atención en este blog que cada día me parece más imperfecto. Por cada aspecto que mejoro en él encuentro otros tres que quiero retocar, y así en un bucle infinito. Mis lectores parecen ser muy indulgentes y me los pasan por alto, centrándose en leer mis textos. Se lo agradezco de todo corazón. Si hay algo que me alegra de verdad es ver que alguien ha comentado una de mis entradas porque significa que la ha leído y no le ha dejado indiferente, y eso es lo que pretendo. Me améis o me odiéis, intento que mis textos estimulen vuestras neuronas del modo más sano posible, tal y como estimularon las mías cuando los escribía.



Tras este párrafo surgido de la pura improvisación (cuanto más lo lea menos me gustará, como siempre), paso a citar los cinco blogs a los que entrego por mi parte el premio Thinking Blogger Award (rellenaré la lista según conozca candidatos que me parezcan merecedores; no suelo navegar por un gran número de blogs):

- El primero va, evidentemente, para kinephilos, el mejor blog sobre cine que conozco, con decenas de críticas y artículos de muy diferentes autores, incluyendo uno mío (no es autopropaganda, porque ese texto también lo tengo aquí, pero pensad lo que prefiráis :-P).

- Otro que conozco desde hace poco pero que me ha encandilado es El síndrome de Ottinger, por sus entradas tratando temas de la actualidad, incluyendo la política, algo que siempre me ha interesado.

2 comentarios:

Liliana dijo...

Muchas gracias, Jorge, por ese premio. Es un honor compartirlo con "El síndrome de Ottinger", uno de los blogs que se lo merecen, sin duda... sobre todo por lo de "Thinking".
Un abrazo.

Øttinger dijo...

El honor es mío Liliana. Y cómo no, que a uno le recomienden y encima le den un premio virtual en un recién llegado a el síndrome es otro honor Gracias por el premio y lo amable de tus palabras.