30 ago. 2007

Vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver futbolero

Espero que me podáis disculpar, queridos lectores, pero hoy no voy a hablar de cine, ya que me me veo moralmente obligado a realizar una serie de reflexiones sobre la situación actual de la televisión y el fútbol en España (aunque me puedan llover piedras por alguno de estos comentarios).

Jugadores del Sevilla portan el féretro de Antonio PuertaSupongo que todos os habréis enterado de las trágicas muertes sucedidas hace pocos días: la actriz Emma Penella, el escritor Francisco Umbral y el futbolista Antonio Puerta. Jamás he seguido el fútbol, es más, no sigo ningún deporte, aunque me gusten el baloncesto y el badminton (eso sí, nunca los juego, lo admito), por lo que sólo lo conocía de oídas. No sé si era un gran futbolista, ni si podía ser un elemento importante de nuestra selección (digo nuestra, pero yo no me identifico lo más mínimo con ella, soy apátrida como pocos), pero lo que está claro es cómo lo prefieren los programas de televisión: muerto, o, mejor dicho, fiambre, porque así ellos pueden sacar tajada. Todos los canales se han lanzado a emitir resúmenes sobre su vida, y un poco sobre su trayectoria futbolística. Contraprogramación en el canal estatal, nuestra televisión pública, práctica prohibida a no ser que tenga un motivo de gran importancia (como una catástrofe de grandes proporciones). Ahora toca preguntarse si es éste un suceso tan relevante. Evidentemente, no. Es triste, sí, como la muerte de cualquier persona, y se ha perdido a un gran futbolista, pero tampoco es una catástrofe nacional. Pero no se preocupen, que La Primera no va a tener absolutamente ningún problema con la comisión. Ya han contraprogramado muchas otra veces sin excusa alguna, así que menos problemas van a tener ahora que una muerte les sirve de motivo. Eso sí, a la muerte del gran escritor Francisco Umbral sólo le dedican unos pocos minutos en el informativo, a la de Emma Penella menos aún, y siempre tras comentar primero todo sobre Puerta. Sobre el futbolista emiten ese especial contraprogramado, y a la veterana actriz la recuerdan este sábado con una película por La 2. Al gran escritor sólo le reservan un espacio casi de madrugada para reponer una entrevista suya vista hasta la saciedad. Ha muerto anciano y no era una estrella de los medios, así que poco importa. Emma Penella tampoco movía grandes masas, pero, como se hizo un poco popular gracias a 'Aquí no hay quien viva', le dedican una película. Pero Puerta ha muerto del mejor modo para los buitres de la tele: joven, con gran popularidad y muchos admiradores y dejando a una viuda con un hijo en camino. ¿Qué más se puede pedir? Ah, sí, que se podría decir que ha muerto en directo, desmayándose en medio del campo, mejor aún. Demasiados detalles de prensa amarilla para desaprovecharlos. Los programas muestran la muerte del futbolista como un gran desastre nacional. Imágenes de la viuda, continuas frases recordando que el hijo nunca conocerá a su padre, muestras de familiares llorando, etc. Manipulación pura y dura. Sólo buscan la lágrima del telespectador, aunque éste nunca hubiera oído hablar del deportista. La televisión se ha convertido en un nido de verdaderos buitres. Repugnante.

Tras esta reflexión sobre nuestra caja tonta, también me gustaría hablar sobre el fútbol, ese deporte que ha dejado de ser tal para convertirse en un espectáculo que mueve miles y miles de millones. Las pasiones que despierta el fútbol nunca me han resultado comprensibles. Gente que entra en una increíble euforia cuando su equipo gana un título, incluso algunos se encuentran fuera de sí en tales momentos, realizando destrozos en todo tipo de mobiliario, urbano o no. Gente que adora a un equipo que al final no es más que un símbolo, que muchas veces ni siquiera es el de su propia ciudad. El presidente cambia, el entrenador (y por tanto el estilo de juego) también, los jugadores lo hacen continuamente. Está claro que no es por un estilo o una persona que se mantenga en un equipo. Son fans de un símbolo, un escudo, un emblema. Rara vez siguen un estilo, una tendencia, unos valores. Quizás me falte pasión para entender algo así y sea una persona demasiado cerebral, que no se entrega a nada sin un motivo bien analizado. Muchas veces se ha tildado al fútbol de ser el opio del pueblo, y creo que para alguna gente es en cierto modo así, y durante la dictadura se promocionó con ese objetivo. Por eso en numerosas ocasiones siento envidia de esas personas que lo viven con tanta pasión, ya que el opio ayuda a sobrellevar los problemas, aunque puede ser contraproducente en muchas ocasiones.

8 comentarios:

Liliana dijo...

¿Qué decirte? Tienes toda la razón. Aquí, en la televisión argentina también ha sido punto 1A en la agenda noticiosa la muerte de Puerta.
El fútbol es pasión de multitudes, dicen. Tan pasión es que aquí se pelean dos barras bravas de un mismo equipo y se matan, sí, SE MATAN entre ellos.
Es triste. Mueve cantidades increíbles de dinero y eso hace que deje de ser un deporte sano, para pasar a ser un espectáculo popular, ese opio al que te refieres.
Este post no es sobre cine, pero habla de la tele, de los medios de comunicación, y todo ello está bastante emparentado con el cine. Al menos, con la imagen en movimiento. Que el trasfondo sea otro, es otra cosa. Pero no faltará mucho para que alguien filme la historia de Puerta y rompa la taquilla con ella.
Mi pésame por los seres que murieron esta semana.

Gas Snake dijo...

Un profesor mío dijo: "Que un perro muerda a un tío, no es noticia; que un tío muerda a un perro, sí es noticia".

Por buscarle lógica al asunto, diré que se buscan como noticia hechos insólitos: un chaval de veintipocos años, deportista de élite y muerto por un fallo de su corazón lo es. Pero no nos engañemos... que la muerte de Antonio haya sido más mediatizada que la de Umbral y Emma es un hecho todavía más insólito...

A pesar de esto... doy mi pésame por Puerta, Umbral, Penella y todos los que se fueron.

Un saludo.

Jorge López Fernández dijo...

Hola, Gas Snake. Tienes toda la razón, hoy en día vivimos rodeados de prensa amarilla que se entrega a la moda en las noticias. ¿Recordáis la temporada en que los perros eran todos increíbles máquinas de matar? Pues parece que han abandonado su objetivo de eliminar a la raza humana. O cuando la legionella era una plaga que azotaba España. Los ejemplos son infinitos. Ahora les da por buscar a deportistas que se mueren en mitad de un evento deportivo. Acabaremos viendo noticias sobre hombres que mueren de infarto al alcanzar el orgasmo cuando realizan adulterio.
Mucha gente dice que el alcance mediático de la muerte de Puerta es normal porque era un chaval muy joven, que murió en la flor de la vida. Yo también tengo 22 años, así que, si mañana muero por tropezar y romperme el cuello, debería salir en los informativos de toda España y del extranjero, con especiales contraprogramados para que la gente llorase a lágrima tendida mi muerte. Menuda excusa más estúpida.
Oye, Gas Snake, ¿ese apodo es por el personaje del conocido videojuego? ;-)
¡Saludos a todos!

Gas Snake dijo...

Antes de que saliera Metal Gear 2, pensé que el malo se llamaría Gas Snake (por eliminación: Solid, Liquid, ¿Gas?)... ¡Pero qué va! Le llamaron Solidus...
Digamos, entonces, que mi nick es una especie de pseudo-homenaje a un personaje que no existe, al cuarto Enfant Terrible.

¡Un saludo chavalotes!

Øttinger dijo...

Dentro de la prensa amarilla, que crece cada día en estas noticias, me llamo especialmente dos titulares, creo recordar que de El Marca, "Todos somos Puerta" y "Se dejó el corazón en el campo". Al primero sólo le falta la manifestación gritando "No estamos todos, falta Puerta" y el segundo es tan inoportuno que parece un chiste propio del humor negro español.

Anónimo dijo...

Siento discrepar con vuestros comentarios. Me ha parecido un artículo de opinión fuera de lugar. Se trata de la muerte de una persona. Me da igual que sea un futbolista, un actor o alguien de la calle. Es triste y no se debería frivolizar sobre ello contando si le dedican más o menos minutos que a un actor o a un escritor.

No te gusta el fútbol, a mí tampoco, pero respeto que a ti te haya podido apenar la pérdida de una actriz porque esa es tu pasión. Así que respeta que a los demás les apene la pérdida de un futbolista.

Y las noticias siempre son así, si una persona famosa muere es noticia. No creo que tú hayas criticado que sea noticia la muerte de un escritor anciano, porque respetas su trabajo y te parece importante la pérdida. Pues intenta ver un poco más allá de tus gustos y entiende que a otros les pueda ocurrir lo mismo con un futbolista. Un poco de respeto.

Jorge López Fernández dijo...

A mí lo que no me parece normal es la inmensa importancia que se le ha dado a la muerte de este chico, sea futbolista o no. Sólo tenía 22 años, no había tenido aún tiempo de labrarse una carrera que nos sirva para lamentar su pérdida. Las televisiones han aprovechado su corta edad para manipular a las audiencias apelando a cosas como "Deja una viuda con un hijo que nunca verá a su padre", "Murió en la flor de la vida", etc. Es normal que a la gente le apene, pero esto sucede continuamente, con decenas de jóvenes, y niños, mucho peor, muriendo en todo tipo de situaciones. ¿Qué motivos había para darle tanta importancia a esto? Su carrera no lo es, desde luego. ¿Era prometedor? Según dicen, sí, pero no podemos hacerle semenjante homenaje a alguien por ser prometedor porque quizás al final no hubiera llegado a nada. Esto es una muestra más del culto mediático a los famosos y no al esfuerzo. Lo que importa no son tus logros reconocidos a lo largo de tu vida, sino el hecho de que la gente te vea por la tele. Entonces sí que recibirás atención y un homenaje cuando mueras, y si es joven o en condiciones muy desgradables, mejor. Y si hubiera sido un joven actor de 22 años estaríamos en las mismas, ya que puede ser algo triste, pero no se merece semejante atención por parte de los medios.
Y que nadie se crea que me importa un pimiento la muerte de Puerta. Me apena como la de cualquier otro joven de 22 años, muchísimos muy prometedores en sus respectivas ocupaciones. Que descanse en paz este pobre joven, y estoy seguro que él mismo se quedó con la boca abierta cuando vió desde el cielo (o donde sea) la atención dedicada a su muerte en informativos, programas de cotilleo, etc.
Ah, y otro apunte de la calidad de la mayoría del periodismo televisivo en este país: la muerte de la hija del asesino (así quedó sentenciado, aunque fuese un caso bastante irregular desde su comienzo) de Rocío Wannhinkof y Sonia Caravantes, Tony Alenxander King, actualmente en prisión, fue transmitida como gran suceso por diversos programas. ¿Qué importancia tiene para los demás eso, Dios mío?

Anónimo dijo...

Who knows where to download XRumer 5.0 Palladium?
Help, please. All recommend this program to effectively advertise on the Internet, this is the best program!