6 abr. 2009

El éxito de 'Mentiras y gordas'

Hace poco puse una entrada intentando averiguar cuál podía ser la clave del éxito de la última y genial película de Clint Eastwood, Gran Torino. Ahora, debido a la sorpresa que ha sido el bombazo en taquilla de Mentiras y gordas, dirigida por Alfonso Albacete y David Menkes (más conocidos simplemente por Albacete & Menkes, directores de paridas como Más que amor, frenesí o Atómica, o de la algo más decente que éstas Sobreviviré), me gustaría intentar dar con alguna clave que indique su éxito en la taquilla nacional.

Como imagino que seguirá habiendo más éxitos rotundos o sorprendentes durante los próximos meses, podría decirse que volveré a escribir algo con el título de "El éxito de...". Al igual que, posiblemente, pueda incluir entradas que sean del estilo de "El fracaso de..." (espero que la próxima Terminator: Salvation no sea incluida en este último tipo de entradas... cruzo los dedos)

Vamos pues con...


Posibles claves de su éxito...

1) Los cuerpos de los actores. Me refiero en este caso a los chicos. En la película aparecen yogurines del panorama cinematográfico (mejor dicho, televisivo) actual, y además, por lo visto, aparecen si no semidesnudos, sí desnudos, con lo cual, muchas hormonas que son capadas en cada emisión televisiva de la serie donde alguno de los protagonistas aparezcan, salen a relucir sin ningún pudor con el visionado de esta película. Algunos de los conocidos rostros y sus correspondientes series de TV que se ven son: Hugo Silva (Los hombres de Paco), Alejo Sauras (Los Serrano), Yon González (El internado), Mario Casas (Los hombres de Paco), Maxi Iglesias (Física o química)... [Nota: Llega a aparecer también Miguel Ángel Silvestre -el Duque- y no sé qué me da que el éxito habría sido aún mayor]

2) Los cuerpos de las actrices. Idem a la clave anterior, pero con féminas. Un servidor no ha visto la película, pero por lo que le han contado, las chicas se lucen menos que los chicos, lo cual no es óbice para que las hormonas anteriormente mencionadas salgan a flote también viendo la peli. Algunas de las actrices y sus series de TV son: Ana de Armas (El internado), Ana Polvorosa (Aída), Esmeralda Moya (Desaparecida), Aida Folch (Cuéntame -aunque también la pudimos ver en Los lunes al sol, de Fernando León de Aranoa)...

3) La temática de los jóvenes (público joven). Muchos jóvenes quizá hayan acudido a ver la película a las salas con intención de ver algo con lo que se puedan sentir identificados en sus formas de vivir. Discotecas, sexo, drogas, líos amorosos...

4) La temática de los jóvenes (público adulto). En los años noventa (concretamente en 1995) se estrenó Historias del Kronen de Montxo Armendariz. Antes del estreno de la película que nos ocupa, se comentaba que podría considerársela como la Historias del Kronen del siglo XXI. Con ello, gente que vio aquella película en su día (o con posterioridad) y le gustó, o al menos le llamó la atención, lógicamente ahora ya es más mayor y quizá pueda sentirse atraído por ver cómo puede contarse hoy en día una historia a priori similar.

5) La historia, el argumento de la película. Bueno, se comenta que realmente esta peli no tiene un argumento consistente, de hecho que ni lo tiene, por lo tanto aquellos que hayan ido a ver la película con la intención de ver una buena historia, pueden sentirse decepcionados... Repito que no he visto el filme pero es parte de las críticas que ha recibido (por lo general bastante demoledoras).

...

¿Se os ocurre alguna razón más por la que esta película está teniendo tanto éxito?

Trailer:



2 comentarios:

Jorge López Fernández dijo...

Joder, Jon, los dos con entradas de la misma obra. Menudo gusto tenemos... XDDD

Uno de los mayores engendros que he visto los últimos años. Hasta la peli de Parchís parece un buen exponente del cine español a su lado. No pensé que fuera a ver algo peor que In the Name of the King este año, pero así ha sido. Necesito reencontrarme con el cine después de esto. XDD

Recuerdo escenas como la del pollo o el momento bíblico del gay y me dan escalofríos. Y con las frases, bof... Que si a una nunca le habían comido el coño, que si otra parece una cama de agua al follar... Por cierto, esta última evidentemente está más gorda que el resto y podría adelgazar un par de kilos, pero a mí no me parece para tanto como para tener un trauma. Encima la ponen a comer hamburguesas de ese modo y ya parece un chiste.

A ver si hablamos de obras más decentes en nuestras siguientes entradas. XDD

¡Saludos!

Jon R. R. dijo...

Jajajaja Jorge, eso espero, que hablemos de cosas más decentes...

Lo que tú dices: me da que vas a tener que meterte entre pecho y espalda una buena sobredosis de buenas pelis porque vaya con las dos pelis en cuestión, la de Uwe Boll y esta jajajaja. ¡Si es que eliges cada una! ¡Parece que lo busques! ;-)

¡Saludos pues!