17 mar. 2009

El éxito de Gran Torino

Gran Torino, la última joya de Clint Eastwood, se estrenó el pasado 6 de marzo. El mismo día de estreno que los esperadísimos Watchmen de Zack Snyder. Según tengo entendido, la distribuidora, o la productora, o vaya usted a saber quién de Gran Torino, pensó que el hecho de hacer coincidir ambos estrenos era mala señal, que Eastwood sería barrido por los superhéroes...

Finalmente decidieron estrenarla en la fecha prevista.

Primer fin de semana de exhibición en salas: Gran Torino obtiene 2 millones de euros frente a los 1'5 millones de Watchmen. Por tanto, el gran Clint Eastwood arrasa y se coloca en el primer puesto de la taquilla nacional. Un éxito inesperado, al menos por aquí, ya que ya venía siendo en los Estados Unidos de América el mayor éxito de toda la carrera del oscarizado director. Y estos datos lo confirman aún más.

¿Por qué un drama con aire intimista supera a una película que tantos aficionados al cómic y cinéfilos de todo el mundo esperaban desde hace años? La verdad es que no tengo ni idea... Aunque podemos pensar en alguna que otra razón:

1) Clint Eastwood anunció que sería su última aparición como actor. La gente quiere ver ese gran momento, y si además antes de ser estrenada la película, ya se oía y se leía que era una gran interpretación, con más razón.

2) De nuevo en relación con lo que se venía rumoreando tras su estreno en EEUU, el hecho de que se diga que, aún reciente su última película El intercambio (nominación al Oscar para Angelina Jolie, entre alguna otra), este hombre es capaz de rodar dos películas casi seguidas siendo las dos geniales, puede llamar la atención del público. Recordemos que con Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima hizo algo parecido, rodar dos películas por año. Un octogenario nada más y nada menos, ahí queda eso.

3) El público puede pensar que a Clint Eastwood le quedan dos telediarios (¡¡esperomos que no!!) y el hecho de que tenga tantas grandes películas a sus espaldas, tanto como director como actor, puede ser otra razón para atraer gente a las salas. (Es decir, algo así como para contar a los nietecitos eso de "yo vi la última peli de Clint Eastwood en el cine")

4) Todos los profesores de clase de ética de todos los colegios del mundo se han puesto de acuerdo para recomendar a sus alumnos y a sus familias que vean esta película. En ella se muestra un choque de culturas importante y el aprendizaje que alguien en principio racista puede llevar a cabo para estrechar distancias y anular diferencias étnicas y culturales. Es, por tanto, una película que podría llevar la etiqueta de "recomendable para una clase de ética en el colegio/instituto", sin que ello suene de forma peyorativa, nada más lejos de mi intención.

5) Clint Eastwood es un clásico. Y punto. Y eso la gente lo sabe.

...

Clint Eastwood ha logrado, en mi opinión, una nueva obra maestra.

¿Se os ocurre alguna razón más que indique el porqué del éxito de la película?

Aquí su trailer:


3 comentarios:

Javielín dijo...

Pues yo creo que algo tiene que ver que Watchmen es de Marvel, y que la gente está ya uno poco cansada de Spidermans y Fantásticos, ya que no han sido wenas pelis....

Jon R. R. dijo...

También es verdad, Javielín, no había caído en eso. Por cierto, si no recuerdo mal, Watchmen son de DC y no de Marvel, pero bueno, da igual, el caso es que puede que la gente prefiera menos superhéroes...

Pues hablando de eso, ¡anda que no tenemos para rato! Supongo que siempre en función del éxito en taquilla de próximos estrenos: Iron man 2, Thor, Capitán América, Spiderman 4, Los vengadores... Esta última tiene su estreno en 2012 ¡así que ya ves! ¡Superhéroes para ratoooo!

Jorge López Fernández dijo...

A mí también me ha sorprendido el éxito de Eastwood en este país donde la gente va al cine a ver pelis según la cantidad de publicidad y el éxito con el que se nos vendan de antemano (todas las bazofias con la coletilla "Movie" triunfan aquí, mientras que en EEUU se estrellan en taquilla).

Yo creo que su éxito se debe también a estos factores:

1. El escaso éxito de Watchmen, debido sobre todo a que su público está formado mayoritariamente por jóvenes que están al día gracias a internet y que sabían la decepción que fue esta peli. Un competidor menos si decidían ir al cine, y no hay mucho rival digno actualmente.

2. De nuevo gracias a internet muchos jóvenes sabían el tipo de personaje que encarnaba Eastwood en este film, cercano en cierto modo a Harry Callahan, y esa clase de protagonista vende bien.

3. Si los jóvenes tenían poca oferta decente en cartelera, creo que los adultos más crecidos tenían incluso menos.

El boca-oreja probablemente hizo el resto, y me alegro por ello. No considero que ninguna de las obras estrenadas por él esta temporada sean grandes pelis, pero ésta es claramente superior a Changeling, la cual por su trama parece más un telefilm que una película de un director de este calibre. De todos modos no nos confiemos con el espectador español, que la semana que viene estrenan Street Fighter y ya veremos si no escala al primer puesto.

¡Saludos!