18 feb. 2009

Léeme tú

- No importa lo que yo piense. No importa lo que yo sienta. Los muertos siguen muertos.

[It doesn't matter what I think. It doesn't matter what I feel. The dead are still dead.]

Kate Winslet en The reader. Estupendo (melo)drama de Stephen Daldry.

3 comentarios:

daniel dijo...

Hola, me gustaria ayudarte a encontrar una página donde puedan verse los Oscar, si la encuentro no dudare en compartirtela. Un saludo...

Jorge López Fernández dijo...

Me encantó esta peli. Pensé que habría llevado más defectos típicos de las adaptaciones de best-sellers, pero Daldry ha sabido alejarlos durante la mayor parte del metraje. Sigue teniendo algún momento con simbolismos predecibles y poco sutiles, aunque lo compensa con otras escenas magníficas que me emocionaron de verdad.

Kate, como siempre, impecable. Sostiene todo el peso emocional de la película. El día que esta mujer deje de actuar bien, el mundo se acabará XDD. Ralph Fiennes lleva adelante con su habitual presencia y profesionalidad un papel poco agradecido. David Kross ha sido una sorpresa, logrando no quedar eclipsado por Kate cuando comparten escena. En ese sentido ha legado más lejos que Fiennes. La presencia de Lena Olin es poco más que un cameo, pero siempre se agradecen sus trabajos.

Una fotografía bonita, discreta y muy natural (yo diría que más bien trabajo de Chris Menges que de Deakins, aunque los dos comparten la labor en los créditos) y una banda sonora de nuevo discreta e intimista ponen la guinda a esta obra. Me gustaría escuchar por curiosidad el trabajo de Alberto Iglesias que habían rechazado. Es probable que fuese una música demasiado fuerte y más estética que emocional, algo que claramente busca Daldry para sus obras, pero creo que en escucha aislada casi seguro que merece la pena.

Los que ven en ella una simple historia de amor, sexo y juicios (por suerte poca gente), deberían ahondar más y ver sus reflexiones sobre el valor de la cultura o la responsabilidad de todo un pueblo sobre actos tan atroces que después condenaban en terceras personas para expiar sus propios pecados. Tiene más lecturas de las que parece a simple vista. Eso sí, no puedo opinar sobre si es una adaptación correcta simplemente porque no he leído la novela.

Es probable que con el tiempo le vea más defectos, aún así la recomiendo para que cada uno saque sus propias conclusiones, porque está gustando bastante al público por aquí a pesar de sus tibias críticas en EEUU.

¡Saludos!

Jon R. R. dijo...

No sabía que Alberto Iglesias en principio había compuesto para la película... gracias por la información, Jorge.

A mí esta película me gustó mucho, me hizo pensar sobre ciertas cosas: la publicidad de la película le venía muy bien: "¿cuánto tiempo puedes mantener un secreto?" o algo así. También sobre el perdón, creo que es sobre esto sobre lo que más me puedo parar a pensar tras verla, y por ello me gustó.

Sobre Daldry, pues diré que respecto a "Las horas" el paso del tiempo y el recuerdo me dicen que me pareció un truño, demasiado profunda para mi gusto posiblemente.

Coincido con lo de Fiennes. Los poquísimos planos (¿sólo dos, quizá?) que comparten él y Winslet son fantásticos, muy intensos, y se nota en ellos dos.

Por cierto, el nombre de Chris Menges me sonaba... y tate: Dirigió "Second best" con un irreconocible William Hurt, peli que compitió en 1994 en el Zinemaldi y que se llevó el premio especial del jurado. Consultando, veo qu en su haber tiene muy buenas pelis fotografiadas.